putas

Abre el primer puticlub de muñecas eróticas

Katy, europea de 170 cm de largo. Leiza, africana de 168 cm de largo. Lily, asiática con una altura de 161 cm. Y Aki, un personaje de anime japonés de 165 cm de altura. Esta es la cartera de prostitutas que ofrece el primer burdel de Europa cuyas trabajadoras son muñecas, según LumidDolls en su web donde se anuncian como la “primera agencia de muñecas sexys”. Se trata de muñecos totalmente realistas con toda la anatomía de una mujer real. El caso se abrió a finales de la semana pasada y desde entonces ha habido mucho de qué hablar.

El burdel, ubicado en el centro de la capital catalana (en su web evitan expresamente la dirección exacta) ofrece a los clientes las mismas condiciones que se suelen ofrecer en el inmueble con prostitutas reales. Con un precio de 120 euros por hora de servicio, la única diferencia parece ser que no son de carne y hueso. Fisionomía realista y explosiva

El sitio web garantiza a sus clientes que con estos muñecos, los clientes pueden cumplir sus fantasías “sin ningún límite” en una experiencia completamente realista, ya que los cuatro muñecos tienen las mismas aberturas que una mujer (cavidad oral, vaginal y anal). Por supuesto, la fisonomía de todos es explosiva.

Y con el deseo de cumplir las fantasías de los usuarios, el servicio brinda la oportunidad de encontrar al muñeco con la ropa y actitud deseadas. Aseguran que las medidas de higiene están garantizadas desinfectando a todos sus “empleados” después de las citas domiciliarias. Sin embargo, LumiDolls recomienda el uso de condones.

¿Qué son las muñecas sexys?

Se trata de muñecos con dimensiones y características prácticamente idénticas a las de una mujer real utilizadas para prácticas sexuales. Reproducen la anatomía femenina al milímetro para proporcionar a sus usuarias una experiencia sexual realista. Están hechos de varios materiales, incluida la silicona. En Japón tienen mucho éxito y pueden costar 6.000 euros.

La empresa promete una experiencia completamente realista y “sin límites”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *